a-quien-te-llevarias-a-una-isla-desierta

Crítica de ‘¿A quién te llevarías a una isla desierta?’: la realidad de Jota Linares

Tras su puesta de largo en el pasado Festival de Málaga, el filme ¿A quién te llevarías a una isla desierta? aterrizó en Netflix. Esta historia, que ya fue construida en forma de cortometraje y obra de teatro, llega ahora al cine para contar lo que en otros formatos no pudo. Y es que con esta cinta, Jota Linares ha demostrado que ha sabido esperar para lanzar este trabajo en el momento propicio. Un retrato generacional con el que ahora se sentirán identificados espectadores de multitud de países en todo el mundo. Una historia que se forma con retazos de nosotros mismos.

Sudor y lágrimas en primer plano

En sus anteriores producciones, Jota Linares ya había podido demostrar su personalidad como cineasta. El andaluz siempre nos ha ofrecido trabajos en los que el guion y el reparto han sobresalido en el conjunto. La idea de ¿A quién te llevarías a una isla desierta? fue una de las que primero escribió, con la ayuda de Paco Anaya, y ahora cierra su círculo. Lo hace con un escenas que erizan la piel gracias a un guion lleno de verdad y a unas interpretaciones sobresalientes.

Cada gramo de realismo se transmite con intensidad gracias a los planos elegidos por Jota Linares y su equipo. El cine te brinda esa capacidad de enseñar el interior de cualquier mirada. Con un gran abanico de primeros planos, el cineasta ha conseguido acercarnos a esta historia, a esos matices que en teatro no son tan apreciables. El calor del verano madrileño, los suspiros y lo que no se dice con palabras queda fielmente representado con escenas brillantes.

a-quien-te-llevarias-a-una-isla-desierta
Jota Linares dando instrucciones en el rodaje de A quién te llevarías a una isla desierta

Un viaje hacia la reflexión

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos sido Marta, Marcos, Eze o Celeste. En la película se viven muchos momentos en los que resulta imposible no sentirse identificado. Porque este filme es una carrera de fondo hacia la consecución de unos sueños que quizás ahora se vislumbran más lejos que nunca. Pero la fuerza interior de querer llegar hasta ellos es lo que incita a seguir luchando. A los cuatro protagonistas les invade la esperanza por lo que vendrá pero les nubla tener que dejar atrás el presente. La juventud de no saber lo que uno quiere y a la par sentir por dentro corazonadas muy grandes.

Al ver ¿A quién te llevarías a una isla desierta? sentí una sensación parecida a la que viví visualizando otros filmes como A ghost story de David Lowery. Ese indefinible último vistazo atrás cuando dejas, tras mucho tiempo, un lugar o una persona que te ha aportado tanto en tu vida. Ese regocijo interno de estar viendo por última vez algo que sentíamos como rutinario.  El miedo al futuro, a su incertidumbre y al fracaso.

jota-linares-netflix
Fuente: Netflix

La mirada de Marilyn Monroe y Jota Linares

Los seguidores de la trayectoria de Jota Linares hemos podido disfrutar en ¿A quién te llevarías a una isla desierta? con algunas referencias a sus trabajos anteriores. Tras el corto Rubita, Marilyn Monroe vuelve a estar presente en el cuarto de Celeste en forma de póster. Al inicio del filme, también reconocemos como familiar una voz radiofónica que nos traslada a la película Animales sin collar. Otro trabajo de Jota en el que su reparto juega un papel fundamental y en el que también estuvo detrás La Canica Films.

Tráiler de ¿A quién te llevarías a una isla desierta? en Netflix

Autor entrada: carlosmrtez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *